¿En qué consiste la estrategia PIMCO Euro Bond?​

La estrategia Euro Bond privilegia tanto el rendimiento de los cupones como la revalorización del capital. Muchas carteras de bonos se centran únicamente en el rendimiento, pero la renta fija también genera plusvalías de capital. El cálculo de rentabilidad que tiene en cuenta tanto los ingresos por intereses como las plusvalías se denomina «rentabilidad total». PIMCO Euro Bond es una estrategia de rentabilidad total que pretende maximizar la revalorización de los precios y los ingresos corrientes manteniendo una volatilidad similar a la del índice. Si bien la mayor parte de los activos de la cartera se invertirá, en general, en valores denominados en euros, también se realizarán asignaciones a valores mundiales, normalmente con cobertura cambiaria frente al euro. Invertimos en todos los segmentos principales de los mercados de renta fija para implementar una serie de estrategias diversificadas, entre las que se incluyen estrategias de rotación geográfica, monetaria y sectorial, posicionamiento en la curva de tipos y gestión de la duración.

Nuestra experiencia

Aplicaciones de la estrategia Euro Bond

Filosofía de inversión

Proceso de evaluación económica

Fuentes de valor añadido

Gestión de riesgos

Avisos Legales

Las rentabilidades pasadas no garantizan ni son un indicador fiable de las rentabilidades futuras. El valor de las acciones puede subir o bajar. La estrategia puede invertir parte de sus activos en valores denominados en divisas distintas del euro, lo que podrá conllevar mayores riesgos derivados de la evolución política y económica de los mercados no pertenecientes a la unión monetaria. Este riesgo puede ser aún más elevado si se invierte en los mercados emergentes. Una estrategia que invierte en valores de alto rendimiento y con calificaciones crediticias más bajas conllevará, por lo general, un nivel de volatilidad y riesgo de pérdida del principal superior al de las estrategias que invierten valores con una calificación más elevada. Esta estrategia puede recurrir al uso de instrumentos derivados con fines de cobertura o como parte de su estrategia de inversión. El uso de estos instrumentos puede acarrear determinados costes y riesgos. Las carteras que invierten en instrumentos derivados pueden perder un importe superior al invertido.