Blog

Conclusiones de las Perspectivas seculares: «En busca de resiliencia»

Creemos que unos ciclos económicos más cortos, una elevada volatilidad y unas respuestas políticas menos contundentes justifican un énfasis en la resiliencia de las carteras, en lugar de en la búsqueda de rentabilidad.

El mundo se está fragmentando.

Esta fragmentación ya había comenzado con la irrupción de China como gran potencia económica y geopolítica y al mostrar los gobiernos occidentales una actitud de escepticismo con respecto al gigante asiático. La guerra en Ucrania y las respuestas están intensificando las divisiones geopolíticas y podrían acelerar la transición hacia a un mundo bipolar o multipolar.

En nuestras Perspectivas seculares de 2022, “En busca de resiliencia", analizamos estas y otras tendencias clave que afectan a la economía global, los mercados y las políticas fiscales y monetarias para nuestras perspectivas a cinco años y el posicionamiento de las carteras. " Esta publicación resume nuestras opiniones.

Alto riesgo de recesión a medio plazo

Percibimos un elevado riesgo de recesión en los dos próximos años, reflejo de las turbulencias geopolíticas, una inflación persistentemente elevada que reduce la renta disponible de los hogares y el intenso énfasis de los bancos centrales por combatir la inflación de forma prioritaria, lo que aumenta el riesgo de accidentes financieros además del brusco endurecimiento de las condiciones financieras que ya hemos visto.

Asimismo, cuando se produzca la próxima recesión (de producirse), las respuestas monetarias y fiscales probablemente serán más comedidas y llegarán más tarde que en las últimas recesiones cuando la inflación no suponía una inquietud y cuando los niveles de endeudamiento público y los balances de los bancos centrales resultaban menos abultados.

Aunque por muchos motivos consideramos que la próxima recesión seguramente no será tan profunda como la Gran Recesión de 2008 o la brusca paralización de 2020 por la crisis sanitaria, es posible que resulte más prolongada o que la posterior recuperación sea más lenta debido a la respuesta menos contundente de los bancos centrales y de los gobiernos.

Tema secular: en busca de resiliencia

En un mundo más dividido, consideramos que los gobiernos y los responsables de la toma de decisiones en las empresas se centrarán cada vez más en la seguridad y la resiliencia:

  • Dado que el riesgo de conflicto militar es más real tras la agresión rusa contra Ucrania, muchos gobiernos —sobre todo en Europa, aunque también en otras regiones— han anunciado planes para aumentar el gasto en defensa e invertir en seguridad tanto energética como alimentaria.
  • Muchos responsables de la toma de decisiones empresariales están haciendo hincapié en la creación de cadenas de suministro más resilientes a través de una diversificación mundial y una relocalización a regiones cercanas y con las que tienen buenas relaciones. Estas medidas ya se habían adoptado previamente —en respuesta a las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China y porque la pandemia de coronavirus demostró la fragilidad de las elaboradas cadenas de valor—, y probablemente se verán agravadas en vista del entorno geopolítico más incierto.
  • Además, con el fin de abordar los riesgos relacionados con el clima y la crisis de coronavirus, la mayoría de los gobiernos y muchas empresas han comenzado a redoblar esfuerzos para mitigar los efectos del calentamiento global y adaptarse a este fenómeno, así como para mejorar la seguridad sanitaria de sus ciudadanos y empleados.

Implicaciones para la inversión

De cara al futuro, pensamos que, en lugar de buscar rentabilidad, los inversores tratarán de aumentar la resiliencia en la construcción de carteras, haciendo hincapié en una asignación de activos más robusta para hacer frente a un entorno más incierto en términos de volatilidad macroeconómica, volatilidad del mercado y apoyo de los bancos centrales. Por nuestra parte, pretenderemos reforzar la resiliencia de las carteras que gestionamos para nuestros clientes e intentaremos aprovechar las oportunidades que surjan durante periodos de volatilidad de mercado.

Las valoraciones de partida —incluso tras la debilidad de la que hemos sido testigos en los mercados en los últimos meses— y nuestras expectativas de un entorno macroeconómico y de mercado más volátil confirman la necesidad de formular unas previsiones menores y realistas sobre las rentabilidades de los activos en el horizonte secular.

Dicho esto, las yields de los principales índices de renta fija se ha recuperado desde los mínimos de coronavirus; además, en nuestro escenario base sugerimos que los mercados reflejan o están cerca de reflejar lo que probablemente será el máximo de tipos en diferentes países y en el horizonte secular.

Según nuestras previsiones, la mayoría de los índices de bonos obtendrán rentabilidades positivas en el horizonte secular, y las inversiones en renta fija, a unos niveles de yield más elevados, deberían desempeñar una función importante a la hora de incrementar la resiliencia de las carteras diversificadas.

En nuestra opinión, el crédito privado puede representar un complemento atractivo de las asignaciones a crédito público, aunque observamos excesos en algunos segmentos de estos mercados. Tenemos previsto favorecer el crédito corporativo de mayor calidad e intentaremos convertirnos en proveedores de liquidez, en lugar de demandantes, durante periodos de tensión en los mercados de crédito.

En un contexto de crecientes presiones inflacionarias, consideramos que los valores del Tesoro estadounidense protegidos contra la inflación (TIPS), las materias primas y determinadas inversiones mundiales ligadas a la inflación ofrecerán cobertura a un precio razonable. El sector inmobiliario también puede desempeñar una función de cobertura frente a la inflación, especialmente en sectores como las viviendas plurifamiliares y trasteros, donde los alquileres no suelen llegar a un año.

Consideramos que los mercados de renta variable a buen seguro ofrecerán unas rentabilidades inferiores a las cosechadas por los inversores desde la crisis financiera mundial, lo que refuerza nuestro énfasis en la calidad y la importancia de una meditada selección de valores.

Según nuestras previsiones, los mercados emergentes ofrecerán buenas oportunidades, aunque subrayamos la importancia de una inversión activa con el fin de distinguir entre los probables ganadores y perdedores en un complicado entorno de inversión.

Si desea obtener más información acerca de nuestras perspectivas sobre la economía global y las repercusiones para la inversión en los cinco próximos años, lea el informe completo de Perspectivas seculares, «En busca de resiliencia».

Joachim Fels es asesor económico mundial de PIMCO, Andrew Balls es director de inversiones (CIO) de renta fija mundial y Dan Ivascyn es director de inversiones (CIO) del Grupo.

El Autor

Joachim Fels

Asesor económico global

Andrew Balls

CIO Global Fixed Income

Daniel J. Ivascyn

Director de inversiones del Grupo

Relacionado

Avisos Legales

London
PIMCO Europe Ltd
11 Baker Street
London W1U 3AH, England
+44 (0) 20 3640 1000

Dublin
PIMCO Europe GmbH Irish Branch,
PIMCO Global Advisors (Ireland)
Limited
3rd Floor, Harcourt Building 57B Harcourt Street
Dublin D02 F721, Ireland
+353 (0) 1592 2000

Munich
PIMCO Europe GmbH
Seidlstraße 24-24a
80335 Munich, Germany
+49 (0) 89 26209 6000

Milan
PIMCO Europe GmbH - Italy
Corso Matteotti 8
20121 Milan, Italy
+39 02 9475 5400

Zurich
PIMCO (Schweiz) GmbH
Brandschenkestrasse 41
8002 Zurich, Switzerland
Tel: + 41 44 512 49 10

Madrid
PIMCO Europe GmbH - Spain
Paseo de la Castellana, 43
28046 Madrid, Spain
Tel: +34 810 809 912

La rentabilidad pasada no es garantía ni indicador fiable de resultados futuros.

Todas las inversiones conllevan un riesgo y pueden perder valor. La inversión en los mercados de renta fija conlleva riesgos, entre los que se incluyen los riesgos de mercado, de tipos de interés, de emisor, de crédito, de inflación y de liquidez. El valor de la mayoría de los instrumentos y las estrategias de renta fija se ve afectado por las variaciones de los tipos de interés. Los bonos y las estrategias de renta fija de duración más elevada tienden a ser más sensibles y volátiles que los valores con duraciones más cortas; el precio de los bonos baja, por lo general, cuando los tipos de interés suben, y los entornos de tipos de interés bajos incrementan este riesgo. La menor capacidad de las contrapartes de los bonos para satisfacer sus compromisos podría contribuir a reducir la liquidez del mercado e incrementar la volatilidad de los precios. En el momento del reembolso, las inversiones en renta fija pueden tener un valor superior o inferior a su coste inicial. Los bonos ligados a la inflación (ILB) emitidos por un gobierno son valores de renta fija cuyo principal se reajusta de forma periódica en función de la tasa de inflación; los ILB pierden valor cuando los tipos de interés reales aumentan. Los valores del Tesoro protegidos contra la inflación (Treasury Inflation-Protected Securities, TIPS) son ILB emitidos por el Gobierno de Estados Unidos. Las materias primas conllevan mayores riesgos de mercado, políticos, regulatorios y vinculados a condiciones naturales, por lo que podrían no ser apropiadas para todo tipo de inversores. El valor de las acciones puede descender debido a las condiciones, tanto reales como supuestas, del mercado general, la economía y los diferentes sectores. El valor de los inmuebles y de las carteras que invierten en el sector inmobiliario puede fluctuar debido a: las pérdidas por siniestro o declaración de ruina, los cambios en las condiciones económicas locales y generales, la oferta y la demanda, los tipos de interés, los impuestos sobre bienes inmuebles, las restricciones normativas sobre alquileres, las leyes de zonificación y los gastos operativos. La inversión en valores denominados en moneda extranjera y/o domiciliados en el extranjero puede comportar un mayor riesgo debido a las fluctuaciones del tipo de cambio, así como a los riesgos económicos y políticos, que podrían acentuarse en los mercados emergentes. El crédito privado implica una inversión en títulos no cotizados en bolsa que están sujetos al riesgo de iliquidez. Las carteras que invierten en crédito privado pueden estar apalancadas y adoptar prácticas de inversión especulativas que aumentan el riesgo de pérdida de inversión. La diversificación no garantiza la protección frente a una posible pérdida.

Las declaraciones relativas a las tendencias de los mercados financieros o las estrategias de cartera se fundamentan en las condiciones actuales del mercado, que pueden fluctuar. No existe garantía de que estas estrategias de inversión funcionen bien en todo tipo de condiciones de mercado ni de que resulten adecuadas para todos los inversores, y cada inversor debe evaluar su capacidad para invertir a largo plazo, especialmente durante periodos bajistas del mercado. Los inversores deben consultar a un profesional de inversiones antes de tomar una decisión de inversión. Las perspectivas y las estrategias están sujetas a cambios sin previo aviso.

PIMCO presta servicios exclusivamente a instituciones, intermediarios financieros e inversores institucionales cualificados. Los inversores particulares deben ponerse en contacto con su propio profesional financiero con el objeto de determinar las opciones de inversión más adecuadas para su situación financiera. Este material refleja las opiniones del gestor. Dichas opiniones están sujetas a cambios sin previo aviso. Este material se distribuye exclusivamente con fines informativos, y no debe considerarse como asesoramiento de inversión ni como una recomendación respecto a ningún valor, estrategia o producto de inversión. La información incluida en el presente documento se ha obtenido de fuentes que se estiman fidedignas, aunque ello no puede garantizarse. Se prohíbe expresamente la reproducción de la presente publicación, en todo o en parte, con independencia del formato utilizado, así como la referencia a ella en cualquier otra publicación, sin previo permiso por escrito. PIMCO es una marca comercial propiedad de Allianz Asset Management of America L.P. en Estados Unidos y el resto del mundo. ©2022, PIMCO.