Lecciones de inversión

Duración

La mayoría de los inversores en bonos son conscientes de que el valor de sus posiciones en renta fija puede verse afectado por las fluctuaciones en los tipos de interés. La mejor forma de medir el impacto que una subida o una bajada de los tipos puede tener en el valor de un bono o una cartera de bonos es la duración.

¿Qué es la duración de un bono?

La duración es una medida del riesgo de tipos de interés de un bono que tiene en cuenta el vencimiento, el rendimiento, el cupón y las características de amortización del bono. Todos estos factores se calculan para obtener un número que determina lo sensible que puede ser el valor de un bono a los cambios en los tipos de interés.

¿Cómo usan los inversores la duración?

En general, cuanto más larga sea la duración de un bono, más caerá su valor si suben los tipos de interés, puesto que, cuando aumentan los tipos de interés, las valoraciones de los bonos se reducen, y viceversa. Si un inversor prevé que los tipos de interés retrocederán durante el plazo de tenencia de un título de renta fija, un bono con una duración más larga resultará atractivo porque su valoración aumentará más que la de otros bonos similares con duraciones más cortas.

Como puede observarse en la tabla siguiente, cuanto más corta sea la duración de un bono, menos probabilidades tiene de registrar volatilidad. Por ejemplo, un bono con una duración de un año solo perdería un 1% de su valor si los tipos subieran un 1%. Por el contrario, un bono con una duración de 10 años perdería un 10% en caso de una subida similar de los tipos de un 1%. Sin embargo, si los tipos bajaran un 1%, los bonos con una duración más larga ganarían más, mientras que los que tienen una duración más corta ganarían menos.

Los inversores reticentes al riesgo o temerosos de que el valor del principal de sus posiciones en bonos registre grandes fluctuaciones deberían optar por una estrategia de renta fija con una duración muy corta. Los inversores que se sienten más cómodos con estas oscilaciones o que confían en que los tipos de interés bajarán, deberían elegir una duración más larga.

Limitaciones de la duración

Si bien la duración puede resultar una herramienta analítica de gran utilidad, no es una medida exhaustiva del riesgo de un bono. Por ejemplo, la duración no nos dice nada de la calidad crediticia de un bono o una estrategia de renta fija. Esto puede resultar de especial importancia en el caso de las emisiones de menor calidad (como los bonos de alto rendimiento), cuya reacción a los temores de los inversores sobre la estabilidad de la empresa emisora suele ser igual, o incluso superior, a la que registran cuando se producen cambios en los tipos de interés.

Otra limitación de usar la duración en el proceso de evaluación de una estrategia de bonos es que su duración media puede variar con el vencimiento de los bonos incluidos en cartera y las fluctuaciones en los tipos de interés. Por consiguiente, la duración en el momento de adquisición puede no ser exacta después de haber realizado un ajuste en las posiciones de la cartera. Los inversores a los que les preocupe esto deberían comprobar regularmente la duración media de su estrategia de renta fija para evitar sorpresas o invertir en estrategias que se gestionen de forma activa para mantener una horquilla de duración media determinada.

¿Cómo usan la duración los gestores de carteras?

Si bien la duración tiene sus limitaciones, puede resultar de gran utilidad a la hora de construir carteras de renta fija y gestionar el riesgo. A medida que van cambiando las previsiones de un gestor de carteras sobre los tipos de interés, este puede ajustar la duración media de la cartera (mediante un ajuste de las posiciones de la cartera) para hacerla coincidir con sus pronósticos.

Estos ajustes pueden realizarse, bien para la cartera en su conjunto, bien para un sector determinado dentro de la cartera. Por tanto, si el gestor prevé un descenso de los tipos de interés, la duración media de la cartera puede alargarse para sacar el máximo partido de la variación. Por otro lado, si las perspectivas del gestor indican que los tipos de interés tenderán al alza, puede acortar la duración media de la cartera, acercándola a cero, para minimizar el efecto negativo sobre las valoraciones.

A diferencia de la duración positiva, que suele ser más habitual, un gestor de carteras que esté firmemente convencido de que los tipos de interés subirán puede emplear una estrategia de duración «negativa» tanto para proteger la cartera como para impulsar la rentabilidad potencial. Una cartera con una duración negativa se revalorizará cuando los tipos de interés suban, excluyendo otros impactos.

PIMCO y la duración

Puesto que las expectativas de tipos de interés repercuten considerablemente en las valoraciones de la renta fija, PIMCO dedica un gran esfuerzo a tratar de anticipar las tendencias económicas y políticas mundiales susceptibles de influir en el rumbo de los tipos de interés. A continuación, esas previsiones a largo plazo se traducen en una horquilla de duración general para nuestras carteras y, cuando resulta pertinente, se realizan ajustes a corto plazo dentro de dicha horquilla. Además de los tipos de interés, también aplicamos medidas de duración para determinar la sensibilidad de la valoración de los bonos a las fluctuaciones en otros factores, como la curva de tipos y los diferenciales de los bonos.

Relacionado

Sección : Categorías : Fecha : Expertos :
Restablecer todos
Economic and Market Commentary

Perspectivas seculares 2019: Consecuencias para los inversores(video)

Perspectivas seculares 2019: Consecuencias para los inversores

¿Qué depara a los inversores el próximo periodo de tres a cinco años? Dan Ivascyn, director de inversiones (CIO) del Grupo, y Joachim Fels, asesor económico mundial, hablan de las condiciones económicas y de mercado, así como de los factores más importantes que los inversores deben tener en cuenta en el horizonte secular.

Opinion del comite de inversiones

La defensa sigue siendo el mejor ataque en el mercado de renta fija(video)

La defensa sigue siendo el mejor ataque en el mercado de renta fija

El director de inversiones (CIO) del Grupo Dan Ivascyn comenta que, aunque las carteras de PIMCO han estado asumiendo un poco más de riesgo, siguen manteniendo una actitud defensiva teniendo en cuenta el incierto entorno futuro.

Avisos Legales

London
PIMCO Europe Ltd
11 Baker Street
London W1U 3AH, England
+44 (0) 20 3640 1000

Dublin
PIMCO Europe GmbH Irish Branch,
PIMCO Global Advisors (Ireland)
Limited
3rd Floor, Harcourt Building 57B Harcourt Street
Dublin D02 F721, Ireland
+353 (0) 1592 2000

Munich
PIMCO Europe GmbH
Seidlstraße 24-24a
80335 Munich, Germany
+49 (0) 89 26209 6000

Milan
PIMCO Europe GmbH - Italy
Corso Matteotti 8
20121 Milan, Italy
+39 02 9475 5400

Zurich
PIMCO (Schweiz) GmbH
Brandschenkestrasse 41
8002 Zurich, Switzerland
Tel: + 41 44 512 49 10

Todas las inversiones conllevan un riesgo y pueden perder valor. La inversión en los mercados de renta fija conlleva riesgos, entre los que se incluyen los riesgos de mercado, de tipos de interés, de emisor, de crédito, de inflación y de liquidez. El valor de la mayoría de los instrumentos y las estrategias de renta fija se ve afectado por las variaciones de los tipos de interés. Los instrumentos y las estrategias de renta fija de duración más elevada tienden a ser más sensibles y volátiles que los valores con duraciones más cortas; el precio de los bonos baja, por lo general, cuando los tipos de interés suben, y el entorno actual de tipos de interés bajos incrementa este riesgo. La actual menor capacidad de las contrapartes de los bonos para satisfacer sus compromisos podría contribuir a reducir la liquidez del mercado e incrementar la volatilidad de los precios. En el momento del reembolso, las inversiones en renta fija pueden tener un valor superior o inferior a su coste inicial. Se recomienda a los inversores que consulten a su profesional de inversión antes de tomar cualquier decisión de inversión.

En general, la duración representa una medida más precisa cuando se registran leves fluctuaciones en los tipos de interés. En el caso de oscilaciones más amplias de los tipos, el precio de un bono puede verse afectado por otros factores.

Este material se distribuye exclusivamente con fines informativos, y no debe considerarse como asesoramiento de inversión ni como una recomendación respecto a ningún valor, estrategia o producto de inversión. Se recomienda a los inversores que consulten a su profesional de inversión antes de tomar cualquier decisión de inversión. La información incluida en el presente documento se ha obtenido de fuentes que se estiman fidedignas, aunque ello no puede garantizarse.

PIMCO