¿En qué consiste la estrategia de crédito de duración larga de PIMCO?

Las carteras de crédito de duración larga de PIMCO se componen principalmente de valores de crédito con calificación investment grade a largo plazo, y pretenden maximizar la rentabilidad total, al tiempo que velan por la protección del capital y la gestión prudente de las inversiones. La estrategia aplica un enfoque disciplinado de selección de crédito y hace hincapié en los créditos con fundamentales sólidos o en proceso de mejora, puesto que las decisiones sobre emisores y sectores contribuirán decisivamente a la rentabilidad del producto. Además de los bonos corporativos a largo plazo, el universo de crédito incluye bonos soberanos a largo plazo con calificación investment grade y emisores supranacionales. Si bien las estrategias macroeconómicas que influyen en las decisiones sobre duración y sectores revisten una importancia fundamental, el principal motor de la rentabilidad a largo plazo será probablemente la selección de valores ascendente (bottom up).

Experiencia en duración larga

Experiencia de PIMCO en crédito investment grade

Aplicaciones para la estrategia

Filosofía de inversión en crédito de duración larga

Rigurosa evaluación del crédito

Gestión activa

Innovación

Aspectos macroeconómicos

Enfoque de PIMCO hacia el análisis de crédito

Gestión y control de riesgos

Avisos Legales

Las rentabilidades pasadas no garantizan ni son un indicador fiable de las rentabilidades futuras. Todas las inversiones conllevan un riesgo y pueden perder valor. La inversión en los mercados de renta fija conlleva determinados riesgos, entre los que se incluyen el riesgo de mercado, de tipos de interés, de contraparte, de crédito y de inflación. La inversión en valores denominados en moneda extranjera y/o domiciliados en el extranjero puede comportar un mayor riesgo debido a las fluctuaciones cambiarias, así como a los riesgos económicos y políticos, que podrían acentuarse en los mercados emergentes. Los valores de deuda soberana están normalmente respaldados por el gobierno que los emite; las obligaciones de agencias y organismos de la Administración de Estados Unidos cuentan con distintos grados de apoyo pero en general no están respaldadas por el pleno crédito y la solvencia del Gobierno federal estadounidense; las carteras que invierten en tales valores no están garantizadas y su valor podrá fluctuar. Las estrategias de PIMCO recurren al uso de instrumentos derivados que podrían conllevar determinados costes y riesgos, entre otros, riesgos de liquidez, tipos de interés, mercado, crédito o gestión, así como el riesgo de que una posición no pueda cerrarse en las condiciones más ventajosas. Al invertir en instrumentos derivados se puede perder un importe mayor al invertido. No existe garantía de que esta estrategia de inversión funcione bien en todo tipo de condiciones de mercado, y cada inversor debe evaluar su capacidad para invertir a largo plazo, especialmente durante periodos bajistas del mercado.