Estrategias

Estrategia Low Duration

An overview of PIMCO’s Low Duration strategy, which extends duration beyond traditional money market and short-term vehicles to seek excess relative returns, with modest additional risk.

¿En qué consiste la estrategia Low Duration?

La estrategia PIMCO Low Duration pretende generar la máxima rentabilidad total y, al mismo tiempo, proteger el capital y gestionar las inversiones con prudencia. La estrategia tiene por objetivo registrar una baja volatilidad de los resultados y un riesgo de crédito mínimo sin sacrificar la liquidez. Las estrategias de duración reducida invierten en un abanico diversificado de títulos de renta fija y mantienen una duración media de la cartera de entre uno y tres años en la mayoría de las condiciones del mercado. La estrategia amplía la duración más allá de los valores a corto plazo y del mercado monetario tradicionales para crear más oportunidades en las que invertir y, por tanto, aumentar las posibilidades de generar una rentabilidad relativa superior. La estrategia Low Duration se centra en los sectores de mayor rendimiento para maximizar la rentabilidad total. Las capacidades analíticas de PIMCO desempeñan un papel fundamental en la selección de dichos valores.

Experiencia de PIMCO en duración reducida

Aplicaciones de la estrategia Low Duration

Filosofía de inversión de la gestión de duración reducida

Fuentes de valor añadido

Gestión y control de riesgos

Avisos Legales

Las rentabilidades pasadas no garantizan ni son un indicador fiable de las rentabilidades futuras. Todas las inversiones conllevan un riesgo y pueden perder valor. La inversión en los mercados de renta fija conlleva determinados riesgos, entre los que se incluyen el riesgo de mercado, de tipos de interés, de contraparte, de crédito y de inflación. Los bonos de titulización hipotecaria y los bonos de titulización de activos pueden ser sensibles a las variaciones de los tipos de interés y estar sujetos al riesgo de reembolso anticipado. Aunque en su mayoría están respaldados por algún tipo de aval público (gobiernos u organismos gubernamentales) o privado, no existe garantía de que los avalistas cumplan sus obligaciones. Las estrategias de PIMCO recurren al uso de instrumentos derivados que podrían conllevar determinados costes y riesgos, entre otros, riesgos de liquidez, tipos de interés, mercado, crédito o gestión, así como el riesgo de que una posición no pueda cerrarse en las condiciones más ventajosas. Al invertir en instrumentos derivados se puede perder un importe mayor al invertido. La calidad crediticia de un título concreto o de un conjunto de títulos no garantiza la estabilidad ni la protección de la cartera en su conjunto. No existe garantía de que esta estrategia de inversión funcione bien en todo tipo de condiciones de mercado, y cada inversor debe evaluar su capacidad para invertir a largo plazo, especialmente durante periodos bajistas del mercado. La diversificación no garantiza la protección frente a una posible pérdida.