Descripción de la estrategia

Si bien las divisas de los mercados emergentes no se han mostrado inmunes al actual episodio de aversión al riesgo, los países de este universo han logrado capear las recientes turbulencias conservando mucho más que en otras ocasiones la confianza del mercado gracias a las operaciones de mejora de los fundamentales emprendidas durante la década pasada. Las inversiones denominadas en las divisas locales de esos países han permitido a los inversores beneficiarse de unos elevados tipos de interés reales locales y unos atractivos diferenciales con respecto a los tipos del dólar estadounidense. Además, puesto que las economías emergentes continúan bien posicionadas para seguir mejorando sus fundamentales, los inversores que apuestan por esta estrategia pueden beneficiarse de una apreciación de sus divisas, sobre todo en un entorno de creciente presión a largo plazo sobre el dólar estadounidense. La exposición a divisas también puede proporcionar importantes ventajas de diversificación en la cartera dada su escasa correlación con otras clases de activos.

La estrategia PIMCO Emerging Markets Currency invierte principalmente en divisas de mercados en desarrollo, así como en instrumentos de renta fija denominados en dichas divisas. PIMCO considera como «mercado en desarrollo» cualquier país distinto de EE. UU. que no esté clasificado por el Banco Mundial como una economía de la OCDE con renta alta (el límite actual de la renta nacional bruta (RNB) per cápita establecido por el Banco Mundial asciende a 11.906 USD). Además, PIMCO puede incluir a otros países en su propia categoría de economías emergentes a partir de una evaluación más amplia de su fase de desarrollo.

Experiencia de PIMCO en los mercados emergentes

Función de las divisas de mercados emergentes en una cartera

Filosofía de inversión en divisas de mercados emergentes

Perspectivas a largo plazo para los mercados emergentes

Gestión y control de riesgos

Avisos Legales

Las rentabilidades pasadas no garantizan ni son un indicador fiable de las rentabilidades futuras. Todas las inversiones conllevan un riesgo y pueden perder valor. La inversión en los mercados de renta fija conlleva determinados riesgos, entre los que se incluyen el riesgo de mercado, de tipos de interés, de contraparte, de crédito y de inflación. La inversión en valores denominados en moneda extranjera y/o domiciliados en el extranjero puede comportar un mayor riesgo debido a las fluctuaciones cambiarias, así como a los riesgos económicos y políticos, que podrían acentuarse en los mercados emergentes. Los tipos de cambio pueden fluctuar significativamente durante periodos breves de tiempo, lo que puede reducir la rentabilidad de una cartera. Las estrategias de PIMCO recurren al uso de instrumentos derivados que podrían conllevar determinados costes y riesgos, entre otros, riesgos de liquidez, tipos de interés, mercado, crédito o gestión, así como el riesgo de que una posición no pueda cerrarse en las condiciones más ventajosas. Al invertir en instrumentos derivados se puede perder un importe mayor al invertido. No existe garantía de que esta estrategia de inversión funcione bien en todo tipo de condiciones de mercado, y cada inversor debe evaluar su capacidad para invertir a largo plazo, especialmente durante periodos bajistas del mercado. La diversificación no garantiza la protección frente a una posible pérdida.