Estrategias

Estrategia Emerging Markets Corporate Bond

¿En qué consiste el enfoque de inversión de PIMCO en deuda corporativa de los mercados emergentes?

Las oportunidades de inversión en deuda corporativa de los mercados emergentes se han multiplicado espectacularmente en los últimos años. Los gobiernos de los países en desarrollo han intentado impulsar el crecimiento de sus economías aumentando el volumen de inversiones en sectores clave, lo que ha posibilitado las inversiones privadas en antiguas empresas públicas, además de apuntalar el crecimiento de compañías privadas. En consecuencia, los mercados de deuda corporativa emergente han aumentado en tamaño y han atraído a un mayor número de inversores; en la actualidad, ofrecen oportunidades de inversión en muchos sectores como la energía, los metales y la minería, el transporte, las telecomunicaciones, la vivienda social y la banca, entre otros. La estrategia PIMCO Emerging Markets Corporate Bond tiene por objetivo beneficiarse de esta tendencia.

El proceso que PIMCO aplica en relación con la inversión en deuda corporativa de los mercados emergentes se enmarca en el contexto de nuestro sólido método de inversión en esos mercados. El análisis soberano constituye la base de este método y, en consonancia con la filosofía de inversión general de la sociedad, nuestro enfoque parte de un análisis secular de la economía mundial. A continuación llevamos a cabo un proceso dividido en varias fases para analizar las emisiones soberanas. En primer lugar, identificamos países con unos sólidos fundamentales de crédito subyacentes (lo que incluye, por ejemplo, una posición presupuestaria saneada, una situación política estable o en proceso de mejora, un holgado nivel de reservas y un perfil de deuda capaz de capear las crisis financieras). En segundo lugar, analizamos el impacto de nuestras perspectivas mundiales sobre esos países, que incluyen las previsiones de demanda de las economías avanzadas, los precios de las materias primas, las tendencias en los tipos de interés y otros componentes de la coyuntura externa. Por último, evaluamos las condiciones técnicas del mercado con el fin de identificar tanto el potencial alcista como los desequilibrios que podrían causar perturbaciones en el mercado de un país concreto.

Las capacidades de análisis de crédito de PIMCO se despliegan en los países identificados en nuestro análisis soberano. Esto supone realizar un análisis sectorial en el que los analistas de crédito y los gestores de carteras trabajan codo con codo para determinar qué sectores podrían beneficiarse de algún tipo de respaldo soberano (explícito o implícito) o dónde existe una carencia estructural importante y conocida que podría suplir un sector concreto. La evaluación sectorial se complementa con un análisis de los emisores y las emisiones individuales. El análisis fundamental específico de cada entidad reviste una importancia crucial en nuestro enfoque de inversión en deuda corporativa, e incorpora la evaluación de diversos aspectos, tales como la viabilidad de la empresa o sus proyectos, la capacidad de los directivos, las posibles dificultades operativas o de financiación y otros riesgos técnicos. Asimismo, se tienen en cuenta factores específicos de las emisiones, como las garantías, las concesiones y las cláusulas restrictivas.

Este método disciplinado y polifacético constituye el fundamento de nuestras decisiones sobre la ponderación de países, sectores y emisores, así como sobre la duración, la curva, las divisas, la selección de instrumentos y las evaluaciones del valor relativo. Al hacer hincapié en sectores y países de alta calidad que presentan un sólido potencial de crecimiento y que, con frecuencia, revisten una importancia sistémica para los gobiernos, este método nos ayuda a optimizar el conjunto de estrategias empleadas para un entorno de inversión determinado y, al mismo tiempo, a limitar el riesgo bajista.

Experiencia de PIMCO en los mercados emergentes

Experiencia de PIMCO en crédito mundial

Aplicaciones para las estrategias de deuda corporativa de los mercados emergentes

Filosofía de inversión en mercados emergentes y deuda corporativa

Sesgo hacia la calidad superior

Fuentes de valor añadido

Perspectivas a largo plazo para los mercados emergentes

Gestión y control de riesgos

Avisos Legales

* PIMCO considera como mercado emergente cualquier país al que el Banco Mundial (o sus organizaciones relacionadas) o las Naciones Unidas (o sus autoridades) definan como economía emergente o en desarrollo.

Las rentabilidades pasadas no garantizan ni son un indicador fiable de las rentabilidades futuras. Todas las inversiones conllevan un riesgo y pueden perder valor. La inversión en los mercados de renta fija conlleva determinados riesgos, entre los que se incluyen el riesgo de mercado, de tipos de interés, de contraparte, de crédito y de inflación. La inversión en valores denominados en moneda extranjera y/o domiciliados en el extranjero puede comportar un mayor riesgo debido a las fluctuaciones cambiarias, así como a los riesgos económicos y políticos, que podrían acentuarse en los mercados emergentes. Las entidades del sector de infraestructuras participan en la construcción, la explotación, la propiedad o el mantenimiento de estructuras físicas, redes y otros activos de infraestructuras que prestan servicios públicos. Las entidades, los proyectos y los activos del sector de infraestructuras pueden verse afectados por acontecimientos adversos de carácter económico, normativo, político o de otra índole, y pueden tener que hacer frente a diversas situaciones que perjudiquen su actividad o sus operaciones. Los valores de deuda soberana están normalmente respaldados por el gobierno que los emite; las obligaciones de agencias y organismos de la Administración de Estados Unidos cuentan con distintos grados de apoyo pero en general no están respaldadas por el pleno crédito y la solvencia del Gobierno federal estadounidense; las carteras que invierten en tales valores no están garantizadas y su valor podrá fluctuar. Las estrategias de PIMCO recurren al uso de instrumentos derivados que podrían conllevar determinados costes y riesgos, entre otros, riesgos de liquidez, tipos de interés, mercado, crédito o gestión, así como el riesgo de que una posición no pueda cerrarse en las condiciones más ventajosas. Al invertir en instrumentos derivados se puede perder un importe mayor al invertido. La calidad crediticia de un título concreto o de un conjunto de títulos no garantiza la estabilidad ni la protección de la cartera en su conjunto. No existe garantía de que esta estrategia de inversión funcione bien en todo tipo de condiciones de mercado, y cada inversor debe evaluar su capacidad para invertir a largo plazo, especialmente durante periodos bajistas del mercado. La diversificación no garantiza la protección frente a una posible pérdida.

El índice JPMorgan Corporate Emerging Markets Bond Index (JPM CEMBI) es un índice mundial líquido compuesto por valores de empresas de los mercados emergentes que mide la rentabilidad de bonos corporativos denominados en dólares estadounidenses emitidos por entidades de los mercados emergentes. No es posible invertir directamente en un índice no gestionado.