Una estrategia de renta fija con la flexibilidad necesaria para aprovechar las oportunidades de todo el universo de renta fija

La estrategia Dynamic Bond es la estrategia de renta fija más flexible de PIMCO, capaz de desplegar todo el arsenal de conocimientos de la entidad sobre los mercados mundiales de renta fija para ofrecer protección en escenarios adversos para los bonos y posicionar, al mismo tiempo, la cartera para beneficiarse de los giros del mercado.

¿Por qué invertir en esta estrategia?

La estrategia Dynamic Bond ofrece importantes ventajas a los inversores durante épocas inciertas (como la flexibilidad para afrontar desafíos e identificar oportunidades), junto con el potencial de una mayor protección que las estrategias tradicionales de renta fija básica («core») en un entorno de tipos al alza. La estrategia Dynamic Bond puede representar:

  • Una solución integral de renta fija con una volatilidad comparable a la de la renta fija básica
  • Un complemento diversificado de renta fija básica

¿En qué se diferencia la estrategia Dynamic Bond de PIMCO?

Lo que marca la diferencia es nuestro enfoque, que adopta una postura más equilibrada en cuanto a la inversión, con el fin de aprovechar una combinación de oportunidades estructurales y tácticas en los mercados de tipos, crédito, divisas y volatilidad. Este enfoque presenta tres características principales:

  • Una menor correlación con la renta variable tradicional
    Un proceso macroeconómico descendente («top-down») e ideas ascendentes («bottom-up») se incorporan e la estrategia, lo que ofrece exposiciones diversificadas a todos los factores de riesgo de renta fija. Puesto que se enfoca en identificar las mejores oportunidades para generar alfa y tener menos crédito, la estrategia tiende a tener una menor correlación con la renta variable, lo que ayuda a diversificar el riesgo.
  • Una de las gestoras de renta fija más importantes del mundo
    La estrategia, que se nutre del conocimiento de PIMCO como líder del sector, goza de amplia flexibilidad para beneficiarse de nuestro proceso de inversión contrastado, nuestros recursos mundiales y un acreditado equipo de gestores de carteras.
  • Una gestión proactiva del riesgo de eficacia probada
    El equipo de gestión de carteras y los gestores de riesgos trabajan codo con codo para garantizar que la estrategia se concentre en los factores de riesgo impulsores de los resultados y que los riesgos de la cartera presenten una diversificación suficientes.

¿Qué significa ser flexible?

La estrategia Dynamic Bond no se guía por ningún índice de referencia, lo que le proporciona la flexibilidad necesaria para capear mercados complejos en busca de oportunidades. Nuestro enfoque de inversión gira en torno a esta flexibilidad de dos formas fundamentales:

  1. La flexibilidad amplía los parámetros para la identificación de los rangos objetivos adecuados de la duración y el riesgo de diferencial (o «posición base») en un entorno macro determinado. Estos objetivos se revisan permanentemente y se ajustan en caso de producirse cambios significativos en nuestras perspectivas a más largo plazo. De esta manera, buscamos optimizar la cartera a fin de mantener una volatilidad comparable con la de la renta fija básica y maximizar la rentabilidad para ese nivel de riesgo.
  2. La flexibilidad de la «posición base» permite a la estrategia aprovechar las oportunidades tácticas e idiosincrásicas en los mercados mundiales de renta fija. Esta capacidad para combinar posiciones largas y cortas en todo el espectro de mercados, junto con su amplio rango de duración (entre -3 y +8 años), nos ayuda a identificar y posicionarnos para aprovechar las oportunidades con el perfil de rentabilidad/riesgo más atractivo, al tiempo que nos permite capear una gama de condiciones de mercado más vasta que las estrategias limitadas por el seguimiento de un índice de referencia.

Cómo invertir

Relacionado

Avisos Legales

Las rentabilidades pasadas no garantizan ni son un indicador fiable de las rentabilidades futuras. Todas las inversiones conllevan un riesgo y pueden perder valor. Puede que las carteras de rentabilidad absoluta no capturen íntegramente los sólidos repuntes del mercado. La inversión en los mercados de renta fija conlleva riesgos, entre los que se incluyen los riesgos de mercado, de tipos de interés, de emisor, de crédito, de inflación y de liquidez. El valor de la mayoría de los bonos y las estrategias de renta fija se ve afectado por las variaciones de los tipos de interés. Los bonos y las estrategias de renta fija de duración más elevada tienden a ser más sensibles y volátiles que los valores con duraciones más cortas; el precio de los bonos baja, por lo general, cuando los tipos de interés suben, y el entorno actual de tipos de interés bajos incrementa este riesgo. La actual menor capacidad de las contrapartes de los bonos para satisfacer sus compromisos podría contribuir a reducir la liquidez del mercado e incrementar la volatilidad de los precios. En el momento del reembolso, las inversiones en renta fija pueden tener un valor superior o inferior a su coste inicial. La inversión en valores denominados en moneda extranjera y/o domiciliados en el extranjero puede comportar un mayor riesgo debido a las fluctuaciones cambiarias, así como a los riesgos económicos y políticos, que podrían acentuarse en los mercados emergentes. Las estrategias de PIMCO recurren al uso de instrumentos derivados que podrían conllevar determinados costes y riesgos, entre otros, riesgos de liquidez, tipos de interés, mercado, crédito o gestión, así como el riesgo de que una posición no pueda cerrarse en las condiciones más ventajosas. Al invertir en instrumentos derivados se puede perder un importe mayor al invertido. La calidad crediticia de un título concreto o de un conjunto de títulos no garantiza la estabilidad ni la protección de la cartera en su conjunto. No existe garantía de que estas estrategias de inversión funcionen bien en todo tipo de condiciones de mercado ni de que resulten adecuadas para todos los inversores, y cada inversor debe evaluar su capacidad para invertir a largo plazo, especialmente durante periodos bajistas del mercado. La diversificación no garantiza la protección frente a una posible pérdida. Los inversores deben consultar a un profesional de inversiones antes de tomar una decisión de inversión.

Este material refleja las opiniones actuales del gestor. Dichas opiniones están sujetas a cambios sin previo aviso. Este material se distribuye exclusivamente con fines informativos, y no debe considerarse como asesoramiento de inversión ni como una recomendación respecto a ningún valor, estrategia o producto de inversión.